UNA FIGURA DE ESPANTO

 

mujer misteriosa

Una figura de espanto

 se refleja en el espejo

está cubierta de barro

 de sobredosis de miedo.

 

Tiene los ojos vacíos

 y la boca con tristeza

y son blancos sus cabellos

y está mordido su pecho.

 

No puede mirar la vida

 como pájaro desvelo,

sólo empuja las cadenas

 con los grilletes del tiempo.

 

Goza la muerte su paso

 despeinada y hambrienta,

los chirridos de sus goznes

 se escuchan en los desiertos.

 

Vive la espera del llanto,

 la queja del sufrimiento,

y puede comer abismos

 cuando la persigue el viento.

 

Ya se despierta la noche,

 la luz se acerca en silencio

y la figura de espanto

 se retira del espejo.

Beatriz Ojeda

Copyright 2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: